close

De Puño y Letra

De Puño y Letra

Desvaríos

pexels-photo-113719

Entre nosotros crece la ropa en las mañanas
se atraviesan mil veces los oficios
nos mueven los deberes
el futuro
las cosas.

Por si no fuera mucho alguien propone la medida
para que no te vayas
—dicen—
es necesario el regateo.
Pero tus manos son mi tiempo
y no quiero jugar a detener la boca y los abrazos.
Te irás más tarde
—dicen—
si encuentro la mesura
pero deseo tu cuerpo y este día
este preciso cielo
la película de hoy
la cama próxima
tu sudor y tu piel ahora en la tarde.

No voy a retener mis frases ni mi aliento
no me quiero tragar ni un poco de silencio
ni uno solo de los consentimientos.

¿Por qué la luz a medias?
¿Para que no te vayas cuando te irás?
Nunca se mete el sol antes de tiempo
y se pone lo mismo en días nublados.
Yo quiero tu cobija hasta que quieras
te doy mientras
mis ansias, mis costumbres,
mis ruidos, mi placer, mi desmesura,
así no sentiré cuando te marches.

-Ángeles Mastretta

Leer más...

La búsqueda del continuo

pexels-photo1

Te busco
Con ojos alados
Y sangre en la boca

Ya te he visto antes…
Desplegado entre libros
Y canciones de cuna

Has sonreído,
Se han vaciado los ecos y la lluvia
En estruendo repentino
Se ha dibujado esa luna

Te busco

Vas saltando escaleras de voces de hombre
La mirada enfocada
El porte latente
La sangre te arde,
Hombre continuo,
Y la voz se te enciende entre el espejo y un gemido

Te busco

En horas y fines de semana
En espacios
En silencios
En sonoras despedidas
En miradas que lo dicen todo
Y no hablan

Te busco

Me pregunto si al buscarte he de encontrarte en el vacío…
Caminando,
Continuo.

-Nubia Nava

Leer más...

Te propongo un trueque

love-pen-bed-drinking

Una línea de tu boca
es todo lo que queda,
una línea de tu boca
en la inmensidad de la nada.

Me unto en la piel
tu aroma,
irrumpe en cada poro de ti,
embriagándome
mientras la palabra desvanece
y el hilo se tensa,
nace un mar
en la esquina de la cama.

Una línea de tu boca
por solo eso
apagaría la luna,
sembraría granada,
enseñaría una clase de literatura,
predicaría,
iría a la iglesia,
lo juro

y seria mía la línea de tu boca
y de tu pelo
y de tu pecho
y de tu sexo
y de tu aroma…

– Nubia Nava

Leer más...

Perdón

pexels-photo-211291

Quiero pedirte perdón
por esta decepción
de no poder amarte
con todo mi corazón
no puedo creer
que aquel amor
que me quisiste dar
acabara con nuestra amistad
de esa manera tan brutal
Llegaste a mi pensamiento
y un poco más que eso
pero nunca tocaste
adentro de mi pecho…
Me duele decir
que me quisiste
pues desgraciadamente
yo nunca lo hice…
pero en mi recuerdo
siempre serás
aquella persona
que me dio su amistad
pero desgraciadamente
trato de llegar a más

 

-Autor desconocido

Leer más...

Te espero

pexels-photo

Te espero cuando la noche se haga día,
suspiros de esperanzas ya perdidas.
No creo que vengas,
lo sé,
sé que no vendrás.

Sé que la distancia te hiere,
sé que las noches son más frías,
Sé que ya no estás.

Creo saber todo de ti.
Sé que el día de pronto se te hace noche:
sé que sueñas con mi amor,
pero no lo dices,
sé que soy un idiota al esperarte,
Pues sé que no vendrás.

Te espero cuando miremos al cielo de noche:
tu allá, yo aquí,
añorando aquellos días
en los que un beso marcó la despedida,
Quizás por el resto de nuestras vidas.

Es triste hablar así.
Cuando el día se me hace de noche,
Y la Luna oculta ese sol tan radiante.
Me siento sólo, lo sé,
nunca supe de nada tanto en mi vida,
solo sé que me encuentro muy sólo,
y que no estoy allí.

Mis disculpas por sentir así,
nunca mi intención ha sido ofenderte.
Nunca soñé con quererte,
ni con sentirme así.

Mi aire se acaba como agua en el desierto.
Mi vida se acorta pues no te llevo dentro.
Mi esperanza de vivir eres tu,
y no estoy allí.

¿Por qué no estoy allí?, te preguntarás,
¿Por qué no he tomado ese bus que me llevaría a ti?
Porque el mundo que llevo aquí no me permite estar allí.
Porque todas las noches me torturo pensando en ti.
¿Por qué no solo me olvido de ti?
¿Por qué no vivo solo así?
¿Por qué no solo….

-Mario Benedetti

Leer más...

Poema de la Despedida

vintage-documents-on-wooden-table

Te digo adiós, y acaso te quiero todavía.
Quizás no he de olvidarte, pero te digo adiós.
No sé si me quisiste… No sé si te quería…
O tal vez nos quisimos demasiado los dos.

Este cariño triste, y apasionado, y loco,
me lo sembré en el alma para quererte a ti.
No sé si te amé mucho… no sé si te amé poco;
pero sí sé que nunca volveré a amar así.

Me queda tu sonrisa dormida en mi recuerdo,
y el corazón me dice que no te olvidaré;
pero, al quedarme solo, sabiendo que te pierdo,
tal vez empiezo a amarte como jamás te amé.

Te digo adiós, y acaso, con esta despedida,
mi más hermoso sueño muere dentro de mí…
Pero te digo adiós, para toda la vida,
aunque toda la vida siga pensando en ti

Una semana más para reunir todo el amor del tiempo.
Para dártelo. Para que hagas con él lo que quieras: guardarlo, acariciarlo,

Autor: José Angel Buesa

 

Leer más...

Soleá del amor desprendío

car-731273_1920

Mira si soy desprendío
que ayer, al pasar el puente,
tiré tu cariño al río.

Y tú bien sabes por qué
tiré tu cariño al río:
porque era hebilla de esparto
de un cinturón de cuchillos;
porque era anillo de barro
mal tasao y mal vendío,
y porque era flor sin alma
de un abril en compromiso,
que puso, en zarzas y espinas,
un fingimiento de lirios.

Tiré tu cariño al río,
porque era una planta amarga
dentro de mi huerto lírico.

Tiré tu cariño al agua,
porque era una mancha negra

sobre mi fachada blanca.

Tiré tu cariño al río
porque era mala cizaña
quitando savia a mi trigo;

y tiré todo tu amor,
porque era muerte en mi carne
y era agonía en mi voz.

Tú fuiste flor de verano,
sol de un beso, luz de un día;
yo te cuidaba en mi mano,

y en mi mano te acunaba,
y tu, por pagarme, herías
la mano que te cuidaba.

Pero al hacerlo, olvidabas
(tal vez por ingenuidad),
que te di mis sentimientos
no por tus merecimientos
sino por mi voluntad.

Yo no puse en compraventa
mi corazón encendío;
y has de tener muy en cuenta

que mi cariño no fue
ni comprao ni vendío,
sino que lo regalé.

Porque yo soy desprendío;
por eso te di mi rosa
sin habérmela pedío.

Porque yo soy desprendío
y doy las cosas sin ver
si se las han merecío.

Por eso te di mi vela,
te di el vino de mi jarro,
las llaves de mi cancela
y el látigo de mi carro.

Ya ves si soy desprendío
que ayer, al pasar el puente,
tiré tu cariño al río.

Mira si soy desprendío
que ayer, al pasar el puente,
tiré tu cariño al río.

Y tú bien sabes por qué
tiré tu cariño al río:
porque era hebilla de esparto
de un cinturón de cuchillos;
porque era anillo de barro
mal tasao y mal vendío,
y porque era flor sin alma
de un abril en compromiso,
que puso, en zarzas y espinas,
un fingimiento de lirios.

Tiré tu cariño al río,
porque era una planta amarga
dentro de mi huerto lírico.
Tiré tu cariño al agua,
porque era una mancha negra
sobre mi fachada blanca.

Tiré tu cariño al río
porque era mala cizaña
quitando savia a mi trigo;

y tiré todo tu amor,
porque era muerte en mi carne
y era agonía en mi voz.

Tú fuiste flor de verano,
sol de un beso, luz de un día;
yo te cuidaba en mi mano,

y en mi mano te acunaba,
y tu, por pagarme, herías
la mano que te cuidaba.

Pero al hacerlo, olvidabas
(tal vez por ingenuidad),
que te di mis sentimientos
no por tus merecimientos
sino por mi voluntad.

Yo no puse en compraventa
mi corazón encendío;
y has de tener muy en cuenta

que mi cariño no fue
ni comprao ni vendío,
sino que lo regalé.

Porque yo soy desprendío;
por eso te di mi rosa
sin habérmela pedío.
Porque yo soy desprendío
y doy las cosas sin ver
si se las han merecío.

Por eso te di mi vela,
te di el vino de mi jarro,
las llaves de mi cancela
y el látigo de mi carro.

Ya ves si soy desprendío
que ayer, al pasar el puente,
tiré tu cariño al río.

Autor: Manuel Benitez Carrasco
Leer más...

El Amante

car-731122_1920

Tengo que decirte adiós
En silencio y sin nombrarte
Pues yo no puedo arrastrarte
A pagar tan duro precio

Sabemos que fuimos necios
Que todo fue una locura
Que no pocas amarguras
Ya llevamos compartidas

Que si lo dicto la vida
Que si fue nuestro destino
Solamente es el camino
De aquel… De aquel que siempre camina

Se que tu amor he quitado
A un hombre que es tu marido
Y hasta hoy he compartido
Lo que tú… Me has regalado

Mas todo cuanto he llorado
En tus ausencias en muchas noches
No son causas de reproches
Porque sabes… Que te quiero

Que lo abandones, no quiero
Porque esto es causa perdida
No causemos más heridas
Que ya… Que ya bastantes tenemos

Pues si de hoy en adelante
Te llevo a vivir conmigo
Será peor el castigo
Que la gente nos depare

Pues mujer que se separe
Del legítimo marido
Por otro que haya elegido
Para darle sus amores

Es causa de mil rumores
De calumnias humillantes
Aunque siempre por delante
La tratarán de… Señora

Te recibirán sonrientes
Te preguntarán tus cosas
Pero sus lenguas curiosas
No preguntaran por mi

Pues cuando hablen de mí
Aquellos que te conocen
Habrán de bajar las voces
Para que tu no te enteres

Sobre todo las mujeres
Dando a su voz forma oscura
Y envidiando tu locura
Lo gritarán en silencio

Dirán que somos dos necios
Absurdos, crueles, malvados
Que tu este paso lo has dado
Bueno, porque te tengo hechizada

Y verás que eso no es nada
Porque delante de ti
Nunca te hablarán de mi
Porque no podrán nombrarme

Tan solo podrán llamarme
Por un nombre que te daña
Palabra que lleva saña
Si se dice por lo bajo

Que será como si un tajo
Te causarán al oírla
Y que de tanto repetirla
La dirán familiarmente

Nunca verás que la gente
Dirá que yo soy tu esposo
Y eso, para mi es hermoso
Pero nunca lo dirán

Es más, no me nombraran
Mi nombre se habrá perdido
No dirán, es su marido
Dirán por mí: ¡el amante!

Por eso voy a dejarte
Manchar tu vida, no quiero
Sin ti, ya sé que me muero
Pero eso es cosa mía

Tal vez, quizas, algun dia
Y en forma muy confidente
A alguna amiga le cuentes
Que tuviste un amante

Mas esto aquí finaliza
La culpa fue solo nuestra
Un botón basta de muestra
Los demás… A la camisa!

-Autor: Sandro
Leer más...

Espero Curarme de Ti

A photo by Volkan Olmez. unsplash.com/photos/wESKMSgZJDo

Espero curarme de ti en unos días. Debo dejar de fumarte, de beberte, de pensarte. Es posible. Siguiendo las prescripciones de la moral en turno. Me receto tiempo, abstinencia, soledad.

Leer más...

Los Amorosos

4627324798_bd6aeba606_o

Los amorosos callan.
El amor es el silencio más fino, 
el más tembloroso, el más insoportable.
Los amorosos buscan,
los amorosos son los que abandonan,
son los que cambian,los que olvidan.

Leer más...