close

CORAZÓN DESOBEDIENTE

Hay preguntas que nos atormentan, dudas que imposibilitan la existencia, cuestionamientos que de tener respuestas acabarían por darnos un madrazo de realidad absoluta.

Creemos lo que posiblemente nos haría sentir mejor. “¿Qué hubiera pasado si las cosas hubieran sido distintas?” “¿Y si no le hubiera pedido que se fuera?” “¿Y si esta esperando a que yo le llame? “ “¿Qué hay si es el amor de mi vida?” “¿Y si nos perdonamos?” “¿Y si intentamos una vez más?”. Barato nos sale imaginar un mundo perfecto y caro es poner los pies sobre la tierra

Todos somos racionales pero algunos tenemos un corazón desobediente y pagamos con lagrimas y sufrimiento ese comportamiento. La desobediencia del corazón nos lleva a mundos perfectos en donde todo podría ser miel sobre hojuelas y las respuestas a las preguntas que invaden nuestra mente son color de rosa, sin embargo, nada es para siempre, y llega un momento en que la realidad nos abofetea con respuestas dolorosas e inesperadas, esas que sabíamos muy en el fondo que un día tarde o temprano llegarían.

Lo único que permanece sobre el tiempo son los hechos e irresponsablemente cerramos los ojos a cualquier verdad que atente a nuestro corazón. Sobrevivimos con migajas de amor y con una “realidad” esporádica y efímera.

Aceptar la REALIDAD, es para valientes. No todos podemos hacerlo. Asumir lo que de verdad es no es sencillo y preferimos vivir con dudas que nos carcomen que saber realidades que destruyen.

    Leave a Response